Ideas simples para problemas graves.

Capture

Cacharreando en internet en una tarde de invierno, te encuentras vídeos asombrosos (y no me refiero a los típicos de golpetazos o de gatitos que enternecen, que también). No deja de sorprender la capacidad humana para encontrar soluciones a problemas graves, de forma simple y económica.

La innovación frugal, que cuenta con pocos recursos, y que elimina todo lo superfluo es un área donde la creatividad y la vuelta a las raíces es la esencia. Si buscas en Google, sistemas de detección de minas antipersona -un grave problema en zonas de conflicto-, encuentras diferentes soluciones basadas en el uso de drones, o en robots que actúan detectando y desactivando los explosivos. Todo muy sofisticado, inteligente, y…caro. Considerando que, las zonas en conflicto suelen quedar -por la locura humana- completamente devastadas la posibilidad de los gobiernos en zonas de guerra que están tratando de reconstruir un país tengan recursos suficientes para limpiar la zona es bastante baja.

Se estima que en el mundo hay cerca de 110 millones de minas antipersona abandonadas en zonas que están o estuvieron en conflicto. El coste económico de desactivarlas es elevadísimo (cerca de 1200$ de acuerdo con algunas estimaciones, por mina antipersona desactivada, frente a los 40$ en componentes de este diseño). El coste personal de no desactivarlas no se puede medir…

Y aquí es donde, frente a la capacidad humana de destrucción, contraponemos la inteligencia, y la sencillez. A problemas graves, ideas simples, efectivas, y baratas…Aquí la importancia del diseño del producto, de tener claro los limitantes del proyecto a realizar (en presupuesto, en capacidad de reparación o reutilización tras un impacto), y de entender las dificultades del terreno son claves.

Mine Kafon es un buen ejemplo de esto. Desarrollado por un ingeniero afgano, Massoud Hassani, se basa en los juguetes que -junto con su hermano- preparaban de pequeños, y que se movían por la acción del viento. Mine Kafon

Fácil de montar, se mueve por la acción del viento en la zona de riesgo, y cada día puede destruir 3-4 minas y seguir operativo. Un buen ejemplo de como una idea simple puede ayudar a realizar un gran avance en la resolución de problemas graves. Habrá quien piense que tiene cosas por afinar, dado que -por ejemplo- si no hay viento la bola queda atrapada en zona de minas, y no se puede recuperar…quizá, quizá haya campo de mejora. Pero quizá ayuda a lograr un objetivo mayor que la desactivación de una mina, la concienciación de que es un enorme riesgo tener enterrados 110 millones de trampas que perdurarán durante años. Y que debemos dejar de usarlas, y enfocar recursos a limpiar los terrenos minados.

“Mine Kafon is not only an anti-landmine device; it opens a discussion of global awareness” – Massoud Hassani

Grandes y simples ideas, para problemas graves. Gente emprendedora, con grandes ideas capaces de cambiar el mundo, empezando por su entorno y usando herramientas sencillas.

Anuncios

Mercaderes, Mercenarios, Siervos…a eso se reduce todo?

Hoy, curioseando por Internet, he encontrado el blog de Borja Prieto (Desencadenado.com). En este blog, hablan principalmente de emprendedores, de como montar tu propia empresa etc (especialmente interesante el post sobre como montar tu empresa en UK o Irlanda y evitarte un fuerte desembolso inicial aquí).

Otro Post que me ha gustado, y así lo he mostrado compartiéndolo en Linkedin, Facebook y Twitter es el que titula, Mercaderes, Mercenarios, Siervos.
http://desencadenado.com/2013/05/mercaderes-mercenarios-siervos.html

En este post, nos describe a todos los trabajadores segmentándonos en tres categorías en función de nuestra aversión al riesgo. La mayor parte de nosotros estamos en la categoría de siervos, confiados en la protección de una empresa en la que trabajamos y que nos paga a fin de mes. Más atrevidos son los mercenarios y los mercaderes, que son dueños de su propio destino. Unos porque son conscientes de lo que son, y de que quien les paga no les va a proteger cuando vengan mal dadas, y por eso ellos se anticipan saltando de proyecto en proyecto, o trabajando para más de un empleador sin esperar a cambio más que lo que realmente les importa, dinero. Son conscientes de la situación, asumen el riesgo y son dueños de su vida. Por último, aparecen los mercaderes. Igual que los mercenarios no quieren depender de otros, y generan ellos la riqueza, y el empleo -aún a riesgo de vida y hacienda-, sin duda son los que mayor mérito tienen, los que más ponen en el empeño y los que más falta nos hacen. El problema es que hay pocos, y de los que se lanzan sólo sobreviven unos pocos. Y me llama mucho la atención, cómo en este país a los que sobreviven y crean riqueza y empleo les solemos atizar a las primeras de cambio.

Tenemos la percepción de que el que triunfa no lo hace porque arriesga y tiene buen ojo, porque trabaje y gestione de forma admirable. Generalmente pensamos que triunfa porque sobornan, defraudan, explotan al siervo etc…Esta percepción ha quedado -creo- antigua desde hace tiempo (aunque de vez en cuando nos asalte alguna noticia de algún empresario cogido en fuera de juego). El caso es que -controlando a los que se saltan la norma-, debemos buscar la manera de fomentar más a los Mercaderes en este juego. Con los que mandan sólo (del color que sean), no salimos de esta…

El blog de Borja Prieto, es muy interesante de seguir. Seguro que sigue aportando contenidos interesantes.

Discurso, breve pero intenso…

Lo he repescado de un foro de Linkedin. Me ha parecido muy interesante, por la verdad que atesora. A ver si soy capaz de recordarlo en la mañana de cada lunes, y en las tardes al salir a mi hora y no a la hora de cenar de mis hijas…

DISCURSO DE DESPEDIDA DEL PRESIDENTE DE COCA COLA (MUY CORTO Y EXCELENTE).
El discurso más corto… por Bryan Dyson. Lo dijo al dejar el cargo de Presidente de Coca Cola. “Imagina la vida como un juego en el que estás malabareando cinco pelotas en el aire”. Estas son: Tu Trabajo, – Tu Familia, – Tu Salud, -Tus Amigos, y – Tu Vida Espiritual, y tú las mantienes todas éstas en aire.

Pronto te darás cuenta que el Trabajo es como una pelota de goma. Si la dejas caer, rebotará y regresará. Pero las otras cuatro pelotas: Familia, Salud, Amigos y Espíritu son frágiles, como de cristal. Si dejas caer una de estas, irrevocablemente saldrá astillada, marcada, mellada, dañada y encluso rota. Nunca volverá a ser lo mismo.

Debes entender esto: apreciar y esforzarte por conseguir y cuidar lo más valioso. Trabaja eficientemente en el horario regular de oficina y deja el trabajo a tiempo. Dale el tiempo requerido a tu familia y a tus amigos. Haz ejercicio, come y descansa adecuadamente. Y sobre todo…crece en vida interior, en lo espiritual, que es lo más trascendental, porque es eterno. Shakespeare decía: Siempre me siento feliz, ¿sabes por qué?. Porque no espero nada de nadie, esperar siempre duele. Los problemas no son eternos, siempre tienen solución. Lo único que no se resuelve es la muerte. La vida es corta, ¡por eso ámala !.

Vive intensamente y recuerda: Antes de hablar…¡Escucha ! Antes de escribir… ¡Piensa ! Antes de criticar…¡Examina ! Antes de herir…¡Siente ! Antes de orar ¡Perdona ! Antes de gastar… ¡Gana ! Antes de rendirte ¡Intenta !

ANTES DE MORIR…¡¡ VIVE !!

La innovación requiere…

…Coraje e Inteligencia, pero no permiso.
Innovation

De esta manera titulaba recientemente en la red profesional Linkedin un artículo Beth Comstock, CMO en GE. La linea general del post está clara. Cuanto más jerarquizada sea la organización, y más burocracia haya establecida, con aprobaciones, permisos, evaluaciones y previsiones de ingresos y beneficios, menos florece la innovación. Y sin embargo, en ocasiones esto también es necesario, la clave posiblemente esté en un correcto balance.

http://www.linkedin.com/today/post/article/20121217172219-19748378-innovation-requires-courage-and-intelligence-but-not-permission?goback=%2Eptf_*1_*1_*1_*1_following_*1&trk=who_to_follow-b

Las grandes empresas generalmente suelen establecer sistemas de control que hacen que la chispa de la innovación se pierda entre aprobaciones intermedias, procesos y mandos que intentan controlar que nada se salga de lo normal. Un ejemplo que muestra como en ocasiones la toma de decisiones debe ser ágil y sin la intervención de grandes organizaciones es la táctica militar en campos de batalla de Afganistan o Iraq donde las estructuras militares convencionales no pueden adaptarse a la velocidad de reacción necesaria. Por eso, las tomas de decisiones se realizan entre pequeños grupos de sujetos interconectados con instrucciones clara y reglas de enfrentamiento a las que adaptarse. Decisiones, rápidas y sobre el terreno.

Pone el ejemplo de pequeñas estructuras alejadas del core central de decisión de la empresa que se mueven de forma mucho más autónoma, buscando -con sentido común- el mayor beneficio para su firma, y si identifican una oportunidad se mueven de forma más ágil.Yendo en busca de dicha oportunidad sin preocuparse demasiado de tener la aprobación del stablishment de la empresa, situado a miles de kilómetros y posiblemente completamente ajenos a la cultura local, la voz del cliente en dicho país, y las necesidades que tiene el negocio para seguir siendo competitivo.

Es muy frecuente pedir permiso dentro de las organizaciones para probar algo diferente, en muchos casos porque es lo más seguro. De esa manera, si algo va mal hay más gente en la que repartir la culpa. Es un comportamiento humano y posiblemente comprensible en los tiempos que corren, donde la aversión al riesgo aumenta.

Beth Comstock afirma que, al ritmo al que se desarrolla la innovación en nuestros días, y al ritmo al que se comparte información, el estar pidiendo permiso es un lujo que no nos podemos permitir en el seno de grandes empresas (ya de por sí bastante lentas en la reacción). Sería así cierto el pensar que la mejor decisión la suele tomar la persona más cercana al problema, y que sólo se requiere coraje e inteligencia para ser audaz e innovador, pero que la confortable búsqueda de permiso es contraproducente. Esta máxima no esta establecida sólo en GE, otros gigantes de la innovación como 3M también propugna entre su personal la necesidad de innovar, aunque suponga errar en el camino. Pidiendo perdón mejor que permiso.