Mercaderes, Mercenarios, Siervos…a eso se reduce todo?

Hoy, curioseando por Internet, he encontrado el blog de Borja Prieto (Desencadenado.com). En este blog, hablan principalmente de emprendedores, de como montar tu propia empresa etc (especialmente interesante el post sobre como montar tu empresa en UK o Irlanda y evitarte un fuerte desembolso inicial aquí).

Otro Post que me ha gustado, y así lo he mostrado compartiéndolo en Linkedin, Facebook y Twitter es el que titula, Mercaderes, Mercenarios, Siervos.
http://desencadenado.com/2013/05/mercaderes-mercenarios-siervos.html

En este post, nos describe a todos los trabajadores segmentándonos en tres categorías en función de nuestra aversión al riesgo. La mayor parte de nosotros estamos en la categoría de siervos, confiados en la protección de una empresa en la que trabajamos y que nos paga a fin de mes. Más atrevidos son los mercenarios y los mercaderes, que son dueños de su propio destino. Unos porque son conscientes de lo que son, y de que quien les paga no les va a proteger cuando vengan mal dadas, y por eso ellos se anticipan saltando de proyecto en proyecto, o trabajando para más de un empleador sin esperar a cambio más que lo que realmente les importa, dinero. Son conscientes de la situación, asumen el riesgo y son dueños de su vida. Por último, aparecen los mercaderes. Igual que los mercenarios no quieren depender de otros, y generan ellos la riqueza, y el empleo -aún a riesgo de vida y hacienda-, sin duda son los que mayor mérito tienen, los que más ponen en el empeño y los que más falta nos hacen. El problema es que hay pocos, y de los que se lanzan sólo sobreviven unos pocos. Y me llama mucho la atención, cómo en este país a los que sobreviven y crean riqueza y empleo les solemos atizar a las primeras de cambio.

Tenemos la percepción de que el que triunfa no lo hace porque arriesga y tiene buen ojo, porque trabaje y gestione de forma admirable. Generalmente pensamos que triunfa porque sobornan, defraudan, explotan al siervo etc…Esta percepción ha quedado -creo- antigua desde hace tiempo (aunque de vez en cuando nos asalte alguna noticia de algún empresario cogido en fuera de juego). El caso es que -controlando a los que se saltan la norma-, debemos buscar la manera de fomentar más a los Mercaderes en este juego. Con los que mandan sólo (del color que sean), no salimos de esta…

El blog de Borja Prieto, es muy interesante de seguir. Seguro que sigue aportando contenidos interesantes.

Anuncios

Robots, y trabajo…

Se acaba el año 2012, y cuando todo el mundo anda preocupado con las elevadas tasas de desempleo que tenemos, especialmente en desempleo juvenil (que creo que se considera hasta los 25-30 años!!??), surgen artículos como este que dan que pensar.

http://www.newyorker.com/online/blogs/newsdesk/2012/12/will-robots-take-over-our-economy.html

Sustenta la teoría de que en un corto plazo de tiempo, gran parte de las profesiones que conocemos como tal desde hace cientos de años serán absorbidas por mano de obra “no humana”, o bien robots como los que conocemos de las películas o por herramientas virtuales que realizarán cálculos, gestionarán granjas, controlarán el tráfico, y nos llevarán de forma segura en nuestros desplazamientos. Además, en la mayor parte de análisis e intervenciones quirúrgicas de rutina, buena parte del trabajo se podrá realizar por robots, que analicen, intervengan, esterilicen etc.

Esto ya ha ocurrido antes, a principios del siglo XX gran parte de la población trabajaba, o dependía directamente del trabajo en el campo, cultivando, o criando animales. Poco a poco eso ha cambiado, y ahora gran parte de la producción se hace con medios mecánicos y un gran aporte de tecnología.

Visto así, la situación da un poco de miedo. Si en España nos hemos quedado descolgados porque dicen que volcamos nuestras aspiraciones en una industria de construcción de poco valor añadido (que seguro que se puede sustituir por robots en caso de que resurga…), si tenemos una generación muy preparada emigrando, y una gran bolsa de jóvenes que no se adaptan a los nuevos tiempos, y que no estudian ni trabajan y se limitan a esperar subsidios y ayudas, ¿como nos podría afectar esta suerte de Revolución Industrial?. Muy probablemente con el pie cambiado.
En un país en el que las ayudas de I+D+I (La I de innovación en mayúsculas por favor!) van cayendo a medida que se va cambiando de gobierno, sea quien sea el que gobierne, ¿como vamos a adaptarnos a esos nuevos tiempos?.

Algunos podrán pensar, “…eso a mi no me afecta, yo tengo un título universitario y un MBA!”. Pero esa amenaza es real para todos, trabajadores cualificados o trabajadores no cualificados porque un gran porcentaje de los trabajos como hoy los conocemos desaparecerán. Y en el artículo lo avisan, ni “White Collars” ni “Blue Collars” están a salvo de este cambio.

La buena noticia viene de que muy probablemente estos cambios darán lugar a nuevas profesiones que ahora mismo no podemos ni imaginar (algo que, por otra parte, ya está pasando, ¿o alguien sabía lo que era un Community Manager hace 15 años?). El ser humano seguirá siendo indispensable para determinadas tareas que requieran creatividad, flexibilidad, y que lleven a crear cosas nuevas (para lo que los ordenadores y robots no están programados).

Un tema interesante son los comentarios que se incluyen en el artículo sobre la necesidad de subirse a ese tren pronto. Dado que el que no disponga de tecnología, quedará -como ha ocurrido siempre- en clara desventaja con el que lo use de forma intensiva. Y así habrá países con incrementos rápidos de GDP porque disponen de tecnología que les hace más eficientes e innovadores. Poco a poco el hueco se cubrirá entre unos y otros a medida que los robots se extiendan y se reduzcan sus costes de implementación pero hasta que ocurra, se darán épocas de fuertes desigualdades.

Por lo tanto parece que en un futuro, los problemas con los puestos de trabajo seguirán existiendo, pero quizá derivados de otros factores (la introducción de robots, los cambios en el mercado de trabajo, la automatización de tareas). Esto ya se está viendo en los últimos años en las grandes industrias (automóvil, aeroespacial, telecomunicaciones), y nos va a obligar a reinventarnos constantemente buscando aportar el mayor valor añadido posible como trabajador, siendo creativo e innovador y adaptándonos a los nuevos tiempos. El problema es que a mí me va a pillar ya mayor y me da un poco de pereza…ya veremos. De momento, que se acabe 2012, y llegue 2013 con alguna buena noticia.