Ideas simples para problemas graves.

Capture

Cacharreando en internet en una tarde de invierno, te encuentras vídeos asombrosos (y no me refiero a los típicos de golpetazos o de gatitos que enternecen, que también). No deja de sorprender la capacidad humana para encontrar soluciones a problemas graves, de forma simple y económica.

La innovación frugal, que cuenta con pocos recursos, y que elimina todo lo superfluo es un área donde la creatividad y la vuelta a las raíces es la esencia. Si buscas en Google, sistemas de detección de minas antipersona -un grave problema en zonas de conflicto-, encuentras diferentes soluciones basadas en el uso de drones, o en robots que actúan detectando y desactivando los explosivos. Todo muy sofisticado, inteligente, y…caro. Considerando que, las zonas en conflicto suelen quedar -por la locura humana- completamente devastadas la posibilidad de los gobiernos en zonas de guerra que están tratando de reconstruir un país tengan recursos suficientes para limpiar la zona es bastante baja.

Se estima que en el mundo hay cerca de 110 millones de minas antipersona abandonadas en zonas que están o estuvieron en conflicto. El coste económico de desactivarlas es elevadísimo (cerca de 1200$ de acuerdo con algunas estimaciones, por mina antipersona desactivada, frente a los 40$ en componentes de este diseño). El coste personal de no desactivarlas no se puede medir…

Y aquí es donde, frente a la capacidad humana de destrucción, contraponemos la inteligencia, y la sencillez. A problemas graves, ideas simples, efectivas, y baratas…Aquí la importancia del diseño del producto, de tener claro los limitantes del proyecto a realizar (en presupuesto, en capacidad de reparación o reutilización tras un impacto), y de entender las dificultades del terreno son claves.

Mine Kafon es un buen ejemplo de esto. Desarrollado por un ingeniero afgano, Massoud Hassani, se basa en los juguetes que -junto con su hermano- preparaban de pequeños, y que se movían por la acción del viento. Mine Kafon

Fácil de montar, se mueve por la acción del viento en la zona de riesgo, y cada día puede destruir 3-4 minas y seguir operativo. Un buen ejemplo de como una idea simple puede ayudar a realizar un gran avance en la resolución de problemas graves. Habrá quien piense que tiene cosas por afinar, dado que -por ejemplo- si no hay viento la bola queda atrapada en zona de minas, y no se puede recuperar…quizá, quizá haya campo de mejora. Pero quizá ayuda a lograr un objetivo mayor que la desactivación de una mina, la concienciación de que es un enorme riesgo tener enterrados 110 millones de trampas que perdurarán durante años. Y que debemos dejar de usarlas, y enfocar recursos a limpiar los terrenos minados.

“Mine Kafon is not only an anti-landmine device; it opens a discussion of global awareness” – Massoud Hassani

Grandes y simples ideas, para problemas graves. Gente emprendedora, con grandes ideas capaces de cambiar el mundo, empezando por su entorno y usando herramientas sencillas.

Anuncios

Técnicas de creatividad. MIRÍADA X

Estoy siguiendo una serie de cursos en abierto de diferentes universidades a través de plataformas online de cursos MOOC (principalmente Coursera y Miríada X,esta última en castellano).
A través de Miríada X, sigo un curso de técnicas de creatividad con dos profesores de la universidad de Cantabria.
El inicio esta siendo muy interesante.
http://miriadax.net/web/tecnicas_creatividad

Como muestra este ejemplo de desarrollo innovador. Un casco invisible para ciclistas. Las inventoras han levantado nada menos que 10 MIllones de euros en inversión de Venture Capital para desarrollar la idea.
En este link podéis ver la idea, que además parece muy avanzada.

Fascinante, como algo que parecía imposible no lo es…
Innovación, creatividad y emprendedores en estado puro.
Espero que guste, y que cunda el ejemplo.

The Invisible Bicycle Helmet | Fredrik Gertten from Focus Forward Films on Vimeo.

Innovación en las cosas más insospechadas.

Hoy escuchando la radio, he oido una historia curiosa. Hace algunos años, sacaron del fondo del mar un submarino aleman hundido durante la II Guerra Mundial. Del interior del submarino sacaron un montón de útiles de la época, algunos en mejor y otros en peor estado. De entre las viandas que guardaba el capitán del submarino sacaron un par de cajas de champan francés. Pasado medio siglo bajo el agua, las características organolépticas del Champagne habían mejorado considerablemente, y el resultado era sorprendente. Se subastaron por un precio muy alto.

Hoy he oido, y ahora estoy investigando por internet sobre el tema, que hay empresas que están empleando un método de envejecimiento de vino, txacolí, Cava, Whisky y otras bebidas. Este método que emplean se basa en bodegas submarinas en condiciones controladas. Las corrientes marinas, la presión y la temperatura del entorno hacen el trabajo.

Los principales clientes de este tipo de bebidas están en el mercado asiático. La oferta es fuerte, y requiere que se encargue con tiempo el producto. Además, el precio que pagan por botella es considerablemente más alto que el que se paga por una botella envejecida de forma convencional.

Se puede ampliar información en el siguiente link.

http://www.bajoelaguafactory.com/laboratorio-submarino-envejecimiento-bebidas.html

Creo que en otros paises, como Chile, este tipo de envejecimiento ya se está dando desde hace algún tiempo.

La clave de esto, es algo que siempre me ha llamado poderosamente la atención. La Innovación no sólo es innovación en productos, no es inventar un nuevo artilugio, también es cambiar el paradigma establecido respecto al proceso con el que fabricamos, o la forma en que comercializamos lo fabricado. Si somos capaces de mirar la realidad desde otro ángulo, buscando caminos alternativos para hacer algo, en ocasiones el resultado es sorprendente.

Lo importante es ser capaz de mirar desde un ángulo diferente, y ser capaz de superar las piedras del camino. Porque eso tampoco es fácil, y dedicaremos algunos post más adelante a las complicaciones del proceso de Innovación.