Elefantes Lean…Innovación en Grandes Corporaciones con metodología LEAN.

untitledDurante estas Navidades, he podido ponerme al día con algunos artículos que tenía pendientes de leer.
Sigo desde hace mucho tiempo el blog Nodos en la Red de Mario López de Ávila (que fue profesor mío en el IE, en un módulo de Creatividad y generación de nuevas ideas). En una de sus últimas entradas comentaba el artículo Lean Elephants, sobre la aplicación de la metodología LEAN y Customer Development, en grandes corporaciones.
El artículo lo firman autores de Telefónica (Susana Jurado y María de Olano) que durante dos años han estado implantando esta metodología en diferentes proyectos. Las barreras que han tenido que superar, las enseñanzas que han aprendido y las conclusiones son de mucha utilidad para todo aquel que se enfrente a un proyecto de Innovación dentro de una empresa, ya sea grande o pequeña.

De especial importancia, el aprender que la cultura de la empresa debe cambiar si se quieren acelerar este tipo de proyectos. Y como al final, compensa…
El link al artículo es el siguiente:

http://www.tid.es/sites/526e527928a32d6a7400007f/assets/53bfe9f128a32d6733001f37/Lean_Elephants.pdf

Presentaron este año sus conclusiones en Lean Startup Conference, en San Francisco.

http://blogthinkbig.com/lean-startup-conference/

Me ha despertado las ganas de saber más sobre la metodología, y ando buscando más información y bibliografía…

Anuncios

Sobre Galácticos de verdad…

En 2014 se ha hablado de muchas cosas, y ahora en estas fechas navideñas que nos gusta revisar quienes han sido los protagonistas del año, salen a relucir un tal Nicolás, que tenía muy buena maña para trabajar el networking, y personajes como folclóricas y toreros que entran en prisión por diferentes motivos, cantantes que no cantan por miedo a enfrentarse al día a día, y reyes que se van y otros que llegan a hacerse un hueco.

Pero en 2014, hubo una persona a la que la Sociedad Española quiso hacer un reconocimiento, y muestra de su grandeza es que prácticamente ha pasado desapercibido. Son innumerables los héroes, genios y personas sobresalientes que en este país nunca han sido reconocidos. Aquí siempre tenemos un cotilleo que contar y un derbi que ver por la tarde.

La persona a la que se ha reconocido este año su trayectoria es Avelino Cormá. Puestos a hablar de personas excepcionales, galácticos en toda regla -y no esos chicos que quedan tan bien en los anuncios de calzoncillos- Avelino Cormá cumple el perfil se mire por donde se mire.

Se le ha reconocido la trayectoria con la concesión del premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2014. Para muchos, un completo desconocido. Pero para los que alguna vez hemos oido hablar de él, un fenómeno de la naturaleza.

Invesitgador en la UPV-CSIC, autor de más de 120 patentes y más de 900 publicaciones, y reconocido químico que figura entre los 25 químicos más citados a nivel mundial, el Profesor Cormá, ha declarado que este premio es un reconocimiento a la Química Española, un premio a una labor callada y silenciosa que constantemente está realizando significativos avances, reconocidos por sus colegas internacionales.

El profesor Cormá, trabaja en catálisis heterogénea con nuevos materiales ensamblando materiales orgánicos e inorgánicos, en los que el tamaño de las cavidades y los poros de diferentes tamaños permiten aislar centros activos y crear entornos específicos que alteran la reactividad de las moléculas y permite conseguir una mayor selectividad de las reacciones químicas. El empleo de estos materiales y de la catálisis heterogénea tiene fuertes implicaciones para procesos industriales, para lograr menores emisiones en entornos industriales o en transporte.

http://www.rseq.org/blog/generales/item/418-avelino-corma-premio-príncipe-de-asturias-de-investigación-científica-y-técnica-2014

Al menos, en esta Sociedad, que en ocasiones olvida sus valores y no tiene nada claro hacia donde va, en esta ocasión no hemos esperado a su muerte para reconocerle un trabajo extraordinario. Somos un país en el que las medallas al mérito en el trabajo se conceden a tonadilleras, y salen en el telediario, pero premios como este pasan más desapercibidos. Y así es raro que desarrollemos una buena cantera de técnicos e investigadores que continúen haciéndonos avanzar. Y lo triste es que, cuando logramos que un joven apueste por  hacer carrera investigadora, y saque adelante con todas las penurias del mundo una tesis doctoral, le invitemos gentilmente a marcharse a investigar fuera de nuestras fronteras…Como dice Forges, …Señor…que País!!images

Semillas de Innovación

Leyendo este post, no puedo dejar de pensar en las diferentes etapas de mi trayectoria profesional, y como en diferentes sectores (público, privado), se sigue viendo esa especialización en el mismo metro cuadrado que nos impide avanzar a la baldosa de al lado, o la de adelante, y pasito a pasito ir avanzando. Equipos superformados incapaces de innovar en nada, haciendo siempre lo mismo, porque siempre se ha hecho así.

Jano 2.0

innovationsemillas

Parece evidente que las empresas españolas necesitan innovar para salir de esta crisis, pero innovar no solo tiene que ver con diseñar nuevos productos, nuevos procesos o nuevos modelos de negocio. Desde nuestro punto de vista es mucho más necesario para las empresas Españolas innovar en “mentalidades”. Si no somos capaces de cambiar algunas mentalidades trasnochadas en gestión de personas, nos estancaremos irremediablemente, y lo que es más grave, pondremos en serio peligro a la organización en la que trabajamos.

Es evidente que queremos empresas más innovadoras, pero va a ser muy complicado conseguirlo si nuestra mentalidad no evoluciona un poco. Tenemos que repensar algunas viejas concepciones si queremos crear organizaciones realmente innovadoras, pero el camino para reestructurar nuestro pensamiento no es nada fácil…

En este artículo vamos a repasar dos creencias profundamente limitantes que matan la innovación en muchas organizaciones. La primera es que para ser bueno en un…

Ver la entrada original 1.073 palabras más

Tiene que haber gente pa’ to!

Dicen del célebre torero El Gallo, que en un encuentro con Ortega y Gasset, al enterarse de que éste era filósofo (y preguntar “y ezo, qué eh lo que eh?”), que su comentario final fue algo así como “Azi es er Mundo, Hay gente p’a tó!. Ese hay gente pa’ to’ viene a la cabeza al leer que en Corea del Sur, una empresa de Biotecnología, ha descubierto una forma de hacer dinero, clonando animales.

Más allá de los supuestos de investigación cientfícia, que en los años 90 llevaron a la clonación de ovejas como Dolly, y que tienen un indudable valor aunque en ocasiones quedan disquisiciones morales a revisar, en este laboratorio se dedican a clonar perros que han fallecido para que sus afligidos dueños puedan seguir con su mascota en casa.

El slogan del laboratorio es “Prolongue la relación con su perro. No solo clonamos canes, restauramos corazones rotos”. Así, sin más. Con su vertiente emocional y todo, para que te autoconvenzas de que tomar la decisión de clonar a tu perro es lo mejor que puedes hacer. El capricho tiene un coste de unos 75000 euros. Este dinero se emplea posteriormente en sufragar los estudios sobre clonación y células madre que el doctor Hwang Woo-Suk realiza en sus propios laboratorios. Este doctor se hizo famoso hace unos años al asegurar que había clonado al primer embrión de ser humano, lo que generó muchísimo revuelo por sus connotaciones éticas (aunque luego no lo confirmó y se puso en entredicho toda su metodología, pasando rápidamente de héroe a villano.

Hay gente pa’ to’. Si se puede gastar 75000 euros en la clonación de un perro, es de suponer que tiene el resto de sus necesidades cubiertas. No he tenido nunca perro, y no se como puede ser de profundo el vínculo entre un perro y su amo, aunque internet está plagada de historias enternecedoras. Imagino que si ese laboratorio (Sooam Biotech) ha establecido ese precio, es porque existe una demanda, y una serie de clientes dispuestos a pagarlo. Yo les recomendaría que tratasen de visitar algunas de las perreras que tenemos en este país con cientos de cachorritos de los que se regalaron en Navidad, y que ahora no pueden ir de vacaciones con sus familias…y que inicien una nueva relación con otro perrito. Pero hablo desde la ignorancia. Imagino que los dueños de perros, que tienen una relación tan estrecha con su mascota, que la llegan a asimilar a la de un familiar, te responderían que no puedes sustituir un familiar fallecido saliendo a la calle a elegir otro familiar…

Aunque los perros sean clonados, yo creo que no serán el mismo perro. Aunque su carga genética sea la misma, su carácter será similar, pero no el mismo porque parte del carácter nos lo forja el entorno, las experiencias vitales a las que nos enfrentamos y las situaciones que nos rodean. Estos perros clonados serán similares a los originales pero no habrán vivido lo mismo que sus predecesores, porque nunca te puedes bañar dos veces en el mismo río.

Es digno de aplaudir la iniciativa de este laboratorio. Si han encontrado un nicho de negocio, un tipo de cliente determinado dispuesto a pagar un buen dinero por un determinado servicio, y lo hacen de forma eficaz, perfecto. Además, parte del dinero que se ingresa por esta vía se usa para sufragar otros estudios con células madre del polémico científico surcoreano. Y esto también es encomiable.

Al verse fuera del sistema de financiación convencional, está buscando nuevas vías de financiar sus estudios y sus ideas. Si es así, perfecto. Sin embargo, las fronteras éticas en estos tipos de investigaciones son muy difusos, y el autofinanciar tus investigaciones puede llevar a pensar, “no rindo cuentas ante nadie, nadie me paga, hago lo que yo quiero…”. Y en investigaciones con células madre y embriones humanos, esto puede ser delicado.

Las investigaciones con células madre están llamadas a romper paradigmas y barreras en las investigación biomédica y biotecnológica en los próximos años. Lo están haciendo ya de hecho. Pero debe ser dentro de un orden y unos protocolos, dentro de estas normas que permitan mantener parámetros éticos, sin atajos, bienvenidos todos los investigadores, clonando o no perros para sufragar sus gastos.

…Y sin embargo se mueven!

…Y sin embargo se mueven!!.
“Un Soneto me manda hacer Violante, y en mi vida me he visto en tal aprieto”. Con este par de versos iniciaba el genial Lope de Vega, su particular “Sonetos para Dummies” en el siglo XVI. Salvando las distancias y evitando las comparaciones, así me siento cuando me invitan desde MarketingStorming a escribir un post veraniego. Y de que escribir a vuestras mercedes me pregunto…
Pues no es sencillo, no es sencillo en tiempos de hiperconectividad, en los que todos tenemos acceso a todo tipo de información, desde los entresijos de la tonadillera, hasta los secretos de Estado que nos brinda Snowden. No es fácil saber de que hablar, en un mundo como este, en el que todos hablan de todo, todos opinan de todo, estando –además- en posesión de toda la verdad.
Pero, al igual que el Fénix de los Ingenios, ya he escrito los dos primeros párrafos de este artículo, y sin acabar de alumbrar los objetivos. Pero finalmente he dado con la clave. Un tema de rabiosa actualidad, un tema cotidiano, un reto al que todos nos enfrentamos. Se me ha fundido una bombilla en el pasillo.
Y este pequeño drama casero, que se resuelve –lógicamente- pidiendo ayuda a alguien más avezado que yo en los bricolajes caseros, me ha llevado a dar vueltas a la cabeza, y a buscar en las tripas de Internet cuando oyes a cualquiera comentar “Si es que las bombillas y las pilas, ya no duran nada…hace años era otra cosa.”.
Y buscando, buscando, descubres que esto se denomina Obsolescencia Programada. Y es que hay nombres para todo, y todo debe estar etiquetado con su tag característico. Pero, una vez que profundizas resulta que esto no es nuevo. El término Obsolescencia Programada, data de mediados de los años 50 del pasado siglo, y el concepto es incluso anterior dado que se trató de legislar por decreto en USA en la época de la Gran Depresión, el hecho de que algunos de los productos que las fábricas producían se estropease pronto para generar una demanda continua que reactivase el consumo y la economía (finalmente no se llego a poner en práctica). Algo parecido a la propuesta de abrir y cerrar zanjas de forma subvencionada para generar actividad económica y reactivar el consumo.
Hasta tal punto es un concepto antiguo que, si en 1881 las bombillas que desarrolló Edison tenían una duración estimada de 1500 horas, 30 años más tarde, empezaron a aparecer anuncios en prensa que garantizaban un uso prolongado de más de 2500 horas. La industria productora, pronto descubrió –lógicamente- que prolongar la vida útil de la bombilla reducía la necesidad de comprar nuevas bombillas (y de pedir ayuda para cambiarla…). Esa reducción de la demanda, no fue bien recibida y en la ciudad de Ginebra se llegó a reunir un Cártel de fabricantes que propugnaban establecer una duración de la bombilla de en torno a 1000 horas. Teóricamente esas prácticas ilegales fueron denunciadas, y el Cártel disuelto (Phoebus se denominaba el grupo de socios). Aunque no está claro que la práctica de reducir la vida útil no se haya seguido dando, o al menos eso intuímos.
En algún lote defectuoso se escapó, sin embargo, una bombilla que no ha querido cumplir con esas normas, y lleva luciendo en el parque de bomberos de Livermore –California- la friolera de 110 años. Y sigue empeñada en seguir luciendo. Incluso se puede seguir vía webcam (http://www.centennialbulb.org/cam.htm) y hacerse seguidor de su página de facebook (eso si que es saber envejecer…). Viendo a que altura está colgada, es de agradecer que no haya que cambiarla demasiado.
Hoy en día, existen inventores que reclaman para sí el honor de haber desarrollado bombillas que duran para siempre. Uno de ellos es español (Benito Muros, OEP Electrics), y lejos de aceptar el manido “que inventen ellos!”, ha desarrollado bombillas que garantiza que durarán al menos 100 años. De momento, la comercialización no está siendo un éxito, pero quizá se logre, aunque aquí siempre hemos sido reacios a los cambios.
Pues eso, el crear esa necesidad de poseer algo un poco más nuevo, un poco mejor, un poco antes de lo necesario lo denominamos Obsolescencia Programada. No es nuevo, pero parece que lo hemos inventado nosotros, inmersos como estamos en la dinámica de “comprar, usar, tirar, comprar”, reduciendo el tiempo de vida útil de los productos. Ya sea fabricando de forma programada con una vida útil, o generando una nueva necesidad cada poco tiempo, dejando obsoletos los productos antes de que hayan acabado su vida útil. La duración del producto ya no es una cualidad a valorar en una proposición de valor. Si mi teléfono va a quedar obsoleto y necesito inexcusablemente pasar de iPhone 5 a iPhone 6, si mi impresora se va a estropear, y me van a decir que cuesta más repararla que comprar una nueva. Sólo en los artículos de lujo la durabilidad es un plus. En la gran mayoría sin embargo, generamos demanda a base de seguir comprando cosas que sustituyan a la anterior, esté o no esté terminada de usar.
Lo cierto es que las cosas ya no duran como antes, y puede tener cierta lógica en artículos de consumo que se ofrecen a precios muy asequibles. Un precio bajo, genera una demanda alta (casi siempre…), y mantener un precio bajo, muchas veces se relaciona con el uso de componentes de menor calidad. En definitiva, si está al alcance de todos es porque es barato, y en muchos casos no durará, o al menos así nos conformamos. Y mientras generamos más demanda. Es bueno, no obstante, no echar todas las culpas al fabricante, y asumir nuestra parte de responsabilidad en un consumo alocado.
Pero, por otro lado, ¿no se ve afectada la imagen de la marca, cuando compramos un producto, hacemos una inversión de tiempo y dinero y luego el producto no da unas prestaciones buenas?. Desde mi punto de vista sí (de hecho, ya he tomado nota de la marca de bombillas de mi pasillo para ver si me dan mejor resultado las nuevas). Una empresa invierte grandes cantidades de dinero, en captar la atención del cliente, en desarrollar productos, se esfuerza en vender el producto, en tocarle la fibra sensible al cliente dándole un toque emocional a esa relación que acaban de crear, logrando en ocasiones hacer que seamos “fans” de una marca. Y después de todo eso, ¿le vendemos un producto con muchas posibilidades de que salga mal en poco tiempo?. Dicen los expertos que no hay problema en que la marca se vea afectada, que se estudia en detalle que periodo de tiempo se asumiría como adecuado para que el producto empiece a fallar sin causar mala imagen. Especialmente difícil es juzgar a una marca por algo que hacen –o eso intuímos- todas por igual, ajustando al mínimo el ciclo de vida del producto y generando nuevas necesidades con nuevas versiones. Es difícil irse con la competencia, pero con lo difícil que es hacer un cliente, tratar de fidelizar a los que tienes puede parecer de sentido común.
Desde luego, todos escuchamos con admiración cuando un amigo o familiar, nos cuenta las excelencias de esta o aquella marca, a la que le compraron una calculadora hace 30 años en Andorra, y que sigue funcionando como el primer día. Mi experiencia de compra y el mensaje que yo transmitiría sería mejor si en la proposición de valor del producto que compro se incluyese algo respecto a su duración, su fiabilidad, su calidad.
Finalmente de lo que nadie habla es de lo poco sostenible que es esta aproximación en la que nos movemos. Si, generamos demanda –e incluso innovación- y producimos consumo, lo que nos lleva a seguir usando recursos cada vez más escasos, sin tener completamente cerrado el círculo del reciclado. Vivimos como si tuviésemos otro planeta al que ir una vez terminado este. Y creo que, de momento, no es así.
Al hilo de esto, leí –mientras cambiaban la dichosa bombilla- un artículo muy interesante, sobre el equipo que desarrolló los programas Voyager I y Voyager II. Estas naves espaciales se lanzaron hace más de 38 años al espacio. Eran misiones de reconocimiento para recabar información de planetas cercanos (debían llegar hasta Saturno), y se estimaba que su vida útil sería de unos 5 años. Pasado ese tiempo, deberían dejar de estar en activo sus sistemas. Los ingenieros que trabajaron en estos programas, decidieron esmerarse un poco más en los sistemas que montaron, haciendo las sondas un poco más robustas, las antenas un poco más resistentes por si acaso. Y ahí siguen funcionando, 38 años después. Algunos de los ingenieros de estos programas, con más de 78 años de edad, siguen yendo a su mesa en la NASA para seguir recibiendo información de las dos naves, dado que son los que mejor controlan como funcionan sus procesadores, y el lenguaje máquina en que se comunican. Nadie se jubila hasta que dejen de funcionar. Y es una muestra de cómo, cuando queremos, somos capaces de hacer cosas increíbles, logrando superar todas las expectativas de vida útil… y sin embargo se mueven!. Espero que nos ayuden a encontrar ese planeta de reemplazo que tanta falta nos va a hacer en breve.
Y de esta manera, casi sin darnos cuenta, hemos llegado al final haciendo un llamamiento al consumo responsable y a no dejarnos llevar por cantos de sirena de nuevas versiones (los hay que han dejado de tomar yogures con Omega 3 esperando la versión con Omega 4), de nuevas necesidades y de productos que duran lo justo para desembalarlo.
Y nos despedimos, cómo no, deseando que disfruten de su merecido descanso, y que sigan compartiendo ideas en MarketingStorming a partir de Septiembre, incluso de Bricolaje casero…

El camino de la Innovación. Carlos Domingo.

el-viaje-de-la-innovacionLos Reyes magos me trajeron este libro este año. Lo leí a ratos sueltos, por problemas de trabajo, que le vamos a hacer…pero me ha encantado. Es un libro ameno, fácil de leer, que hace un repaso sobre diferentes factores necesarios para desarrollar un proyecto en una empresa. Y los consejos que Carlos Domingo plasma en este libro son útiles tanto para pequeñas empresas, como para Start Ups o grupos de I+D de grandes corporaciones. Los ejemplos están bien elegidos y son muy apropiados y entretenidos de leer (me ha gustado especialmente la evolución de GAMESA). En muchos casos, el propio Carlos Domingo cuenta historias en las que ha estado involucrado personalmente lo que le da más interés al libro.

Como decía me ha parecido una lectura muy interesante y altamente recomendable para todos los que estén interesados en entender que hace que una empresa sea innovadora, que un proyecto salga adelante dentro de una empresa, o como lograr superar las barreras que sin duda alguna todos los proyectos van a tener que afrontar antes de ver la luz.

Además, me ha gustado mucho la selección de bibliografía que aparece en el libro, y el lenguaje accesible que se usa para describir términos técnicos lo que hace más accesible el contenido.

Carlos Domingo es un referente en Innovación en España y este libro muestra una parte de sus vivencias en un entorno tan vital y cambiante como la industria de telecomunicaciones.

Altamente recomendable…

http://www.elviajedelainnovacion.com/

CH

 

 

 

 

Imagen

2014. Se acerca cargado de buenos propósitos…

Ya hace un año que inicié este proyecto. Siempre confidencial, siempre solitario…no demasiado activo y sin tener muy claro el porqué, o la razón de dedicarle tiempo. Ni siquiera la temática la tengo clara, porque no quiero que sea monotemático…yo no lo soy.

Como dice Robert A. Heinlein (célebre escritor de ciencia ficción). Specialization is for insects.

En definitiva, se acerca 2014, apenas quedan unos días, y estoy tratando de planificar que va a traer el nuevo año. Como todos los inicios de año, viene cargado de buenos propósitos. Sigo manteniendo intacta la ingenuidad de plantear buenos propósitos que luego no siempre se cumplen, aunque esta vez voy encaminado a conseguir alguno de ellos.

Uno de los objetivos clave de este año es ser capaz de poner a andar Alchemist. Este blog que se centrará en innovación empresarial, aunque tocará otros campos como la ciencia y tecnología, la creación de empresas, los procesos de emprendedores/intraemprendedores etc.

En definitiva que, entre otros, este año lanzaremos este blog. FELIZ 2014! Esperemos que el año venga bueno, pero no olvidemos que la clave no está en lo que nos ocurre, sino en como lo afrontamos…

 

A human being should be able to change a diaper, plan an invasión, butcher a hog, conn a ship, design a building, write a sonnet, balance accounts, build a wall, set a bone, comfort the dying, take orders, give orders, cooperate, act alone, solve equations, analyze a new problem, pitch manure, program a computer, fight efficiently, die gallantly. Specialization is for insects!” Robert A. Heinlein.

 

De como un Mago te habla de cambio…y te hace pensar.

 

El pasado Sábado, por temas de trabajo, asistí a la Convención que el grupo Vemare preparó para sus clientes. Se trató de un evento realizado en Kinépolis. Muy profesional y dinámico, con un repaso de las actividades que ofrecen a sus clientes.

Me resultó interesante ver la aproximación emocional que hacen a sus clientes, viendo como les ofrecen un valor añadido que va más allá del de un simple proveedor. No se limitan a suministrar recambios en tiempo y forma…le hacen la página web al taller de coches, le preparan un plan de control de maquinaria, le asesoran en prevención de riesgos laborales, le dan formación continua y además les plantean incentivos muy interesantes en forma de viajes.

Pero si de algo me voy a acordar de esa Convención es del papel destacado que jugó en que todo fuese bien el speaker del evento. El speaker era el Mago More. En un primer momento pensé que sería una actuación donde intercalaría chistes y bromas con el público durante su monólogo. Esa parte la cubrió con soltura, pero poco a poco fue mostrándonos otras facetas donde lo hace también muy bien. Presentador, monologuista, entrevistador, consultor…y experto en gestión del Cambio.

La última parte de su actuación, fue una charla -breve pero intensa- que recordarán durante tiempo algunos de los asistentes. Siempre manteniendo un tono distendido, e intercalando vídeos de Youtube, chistes y números de magia, fue desgranando sus ideas sobre la gestión del cambio, y la importancia de adaptarse a él.

Y que puede saber un Mago de Cambio, innovación y estrategia empresarial? Pues es que, es un caso un poco especial. Iba camino de ser un anodino ingeniero informático (que me perdonen los ingenieros informáticos…creo que hemos ganado con el cambio), y dejó la carrera en el último año. Dio a sus padres el disgusto de su vida al decirles que abandonaba la carrera en 5º curso y que empezaba a buscarse la vida como mago, luego cómico/monologuista, luego guionista de televisión (programa de José Mota, entre otros), luego conferenciante y empresario (ha fundado cuatro empresas de diversos sectores). Queda claro, que no es una persona que se apoltrone a ver pasar la vida.

La charla que dio sobre gestión y adecuación al cambio fue interesante. Explicó tipologías de personas en el trabajo, estilos de buscar excusas para avanzar, y también parte de lo que él hace para afrontar el cambio (“hacer algo cada día que no te apetezca”!). Y con eso estás en forma, estás preparado para salir de tu zona de confort. Cada día haz algo con lo que no te sientas cómodo, decía. Poco a poco nos desgranó algunas recomendaciones adicionales, por ejemplo Cuando cambiar? Cuando innovar? Pues en dos momentos:

-Si las cosas van bien. Es más fácil porque tienes músculo financiero para hacerlo, no pasas penurias, pero tienes que afrontar los miedos de mucha gente que no entienden que vayas a abandonar una situación estable y de confort para buscar algo desconocido.

-Si las cosas van mal. Cuando no queda más remedio que innovar, porque las cosas no van bien. Aquí la situación es diferente y te juegas mucho en el envite pero no queda más remedio.

Respecto a como hacerlo…aquí el pez grande ya no se come al chico, ahora el pez rápido se come al lento. Es algo que hay que saber, y entender. Empresas de más de 100 años desaparecen porque no pueden aplicar sus productos en un entorno que cambia a una velocidad de vértigo.

Y como cambiar? Poco a poco. “Al merme…”. Un paso y luego otro. No podemos quedarnos parados, hay que ser proactivos, hay que adaptarse, hay que formarse, y en caso de que nos estén comiendo la tostada, cambiar nuestra forma de actuar.

En definitiva, una charla muy interesante. Se puede encontrar una versión algo reducida de la charla que yo estuve escuchando en una conferencia de TEDxMoncloa:

http://www.youtube.com/watch?v=YuLMQgwPfK0

Una charla, en definitiva, interesante, y que te hace pensar si no estamos dedicando demasiado tiempo a hacer lo mismo, y de la misma forma. Y si no habrá ya, en un garage chino o de La India un grupo de jóvenes trabajando en la tecnología que nos dejará a todos sin trabajo si no somos capaces de anticiparnos.

 Para conocer algo más sobre este mago peculiar, este es el link a su web/blog. Espero que guste…

http://magomore.typepad.com/blog/conferenciante.html.