De como un Mago te habla de cambio…y te hace pensar.

 

El pasado Sábado, por temas de trabajo, asistí a la Convención que el grupo Vemare preparó para sus clientes. Se trató de un evento realizado en Kinépolis. Muy profesional y dinámico, con un repaso de las actividades que ofrecen a sus clientes.

Me resultó interesante ver la aproximación emocional que hacen a sus clientes, viendo como les ofrecen un valor añadido que va más allá del de un simple proveedor. No se limitan a suministrar recambios en tiempo y forma…le hacen la página web al taller de coches, le preparan un plan de control de maquinaria, le asesoran en prevención de riesgos laborales, le dan formación continua y además les plantean incentivos muy interesantes en forma de viajes.

Pero si de algo me voy a acordar de esa Convención es del papel destacado que jugó en que todo fuese bien el speaker del evento. El speaker era el Mago More. En un primer momento pensé que sería una actuación donde intercalaría chistes y bromas con el público durante su monólogo. Esa parte la cubrió con soltura, pero poco a poco fue mostrándonos otras facetas donde lo hace también muy bien. Presentador, monologuista, entrevistador, consultor…y experto en gestión del Cambio.

La última parte de su actuación, fue una charla -breve pero intensa- que recordarán durante tiempo algunos de los asistentes. Siempre manteniendo un tono distendido, e intercalando vídeos de Youtube, chistes y números de magia, fue desgranando sus ideas sobre la gestión del cambio, y la importancia de adaptarse a él.

Y que puede saber un Mago de Cambio, innovación y estrategia empresarial? Pues es que, es un caso un poco especial. Iba camino de ser un anodino ingeniero informático (que me perdonen los ingenieros informáticos…creo que hemos ganado con el cambio), y dejó la carrera en el último año. Dio a sus padres el disgusto de su vida al decirles que abandonaba la carrera en 5º curso y que empezaba a buscarse la vida como mago, luego cómico/monologuista, luego guionista de televisión (programa de José Mota, entre otros), luego conferenciante y empresario (ha fundado cuatro empresas de diversos sectores). Queda claro, que no es una persona que se apoltrone a ver pasar la vida.

La charla que dio sobre gestión y adecuación al cambio fue interesante. Explicó tipologías de personas en el trabajo, estilos de buscar excusas para avanzar, y también parte de lo que él hace para afrontar el cambio (“hacer algo cada día que no te apetezca”!). Y con eso estás en forma, estás preparado para salir de tu zona de confort. Cada día haz algo con lo que no te sientas cómodo, decía. Poco a poco nos desgranó algunas recomendaciones adicionales, por ejemplo Cuando cambiar? Cuando innovar? Pues en dos momentos:

-Si las cosas van bien. Es más fácil porque tienes músculo financiero para hacerlo, no pasas penurias, pero tienes que afrontar los miedos de mucha gente que no entienden que vayas a abandonar una situación estable y de confort para buscar algo desconocido.

-Si las cosas van mal. Cuando no queda más remedio que innovar, porque las cosas no van bien. Aquí la situación es diferente y te juegas mucho en el envite pero no queda más remedio.

Respecto a como hacerlo…aquí el pez grande ya no se come al chico, ahora el pez rápido se come al lento. Es algo que hay que saber, y entender. Empresas de más de 100 años desaparecen porque no pueden aplicar sus productos en un entorno que cambia a una velocidad de vértigo.

Y como cambiar? Poco a poco. “Al merme…”. Un paso y luego otro. No podemos quedarnos parados, hay que ser proactivos, hay que adaptarse, hay que formarse, y en caso de que nos estén comiendo la tostada, cambiar nuestra forma de actuar.

En definitiva, una charla muy interesante. Se puede encontrar una versión algo reducida de la charla que yo estuve escuchando en una conferencia de TEDxMoncloa:

http://www.youtube.com/watch?v=YuLMQgwPfK0

Una charla, en definitiva, interesante, y que te hace pensar si no estamos dedicando demasiado tiempo a hacer lo mismo, y de la misma forma. Y si no habrá ya, en un garage chino o de La India un grupo de jóvenes trabajando en la tecnología que nos dejará a todos sin trabajo si no somos capaces de anticiparnos.

 Para conocer algo más sobre este mago peculiar, este es el link a su web/blog. Espero que guste…

http://magomore.typepad.com/blog/conferenciante.html.

 

Anuncios

La innovación requiere…

…Coraje e Inteligencia, pero no permiso.
Innovation

De esta manera titulaba recientemente en la red profesional Linkedin un artículo Beth Comstock, CMO en GE. La linea general del post está clara. Cuanto más jerarquizada sea la organización, y más burocracia haya establecida, con aprobaciones, permisos, evaluaciones y previsiones de ingresos y beneficios, menos florece la innovación. Y sin embargo, en ocasiones esto también es necesario, la clave posiblemente esté en un correcto balance.

http://www.linkedin.com/today/post/article/20121217172219-19748378-innovation-requires-courage-and-intelligence-but-not-permission?goback=%2Eptf_*1_*1_*1_*1_following_*1&trk=who_to_follow-b

Las grandes empresas generalmente suelen establecer sistemas de control que hacen que la chispa de la innovación se pierda entre aprobaciones intermedias, procesos y mandos que intentan controlar que nada se salga de lo normal. Un ejemplo que muestra como en ocasiones la toma de decisiones debe ser ágil y sin la intervención de grandes organizaciones es la táctica militar en campos de batalla de Afganistan o Iraq donde las estructuras militares convencionales no pueden adaptarse a la velocidad de reacción necesaria. Por eso, las tomas de decisiones se realizan entre pequeños grupos de sujetos interconectados con instrucciones clara y reglas de enfrentamiento a las que adaptarse. Decisiones, rápidas y sobre el terreno.

Pone el ejemplo de pequeñas estructuras alejadas del core central de decisión de la empresa que se mueven de forma mucho más autónoma, buscando -con sentido común- el mayor beneficio para su firma, y si identifican una oportunidad se mueven de forma más ágil.Yendo en busca de dicha oportunidad sin preocuparse demasiado de tener la aprobación del stablishment de la empresa, situado a miles de kilómetros y posiblemente completamente ajenos a la cultura local, la voz del cliente en dicho país, y las necesidades que tiene el negocio para seguir siendo competitivo.

Es muy frecuente pedir permiso dentro de las organizaciones para probar algo diferente, en muchos casos porque es lo más seguro. De esa manera, si algo va mal hay más gente en la que repartir la culpa. Es un comportamiento humano y posiblemente comprensible en los tiempos que corren, donde la aversión al riesgo aumenta.

Beth Comstock afirma que, al ritmo al que se desarrolla la innovación en nuestros días, y al ritmo al que se comparte información, el estar pidiendo permiso es un lujo que no nos podemos permitir en el seno de grandes empresas (ya de por sí bastante lentas en la reacción). Sería así cierto el pensar que la mejor decisión la suele tomar la persona más cercana al problema, y que sólo se requiere coraje e inteligencia para ser audaz e innovador, pero que la confortable búsqueda de permiso es contraproducente. Esta máxima no esta establecida sólo en GE, otros gigantes de la innovación como 3M también propugna entre su personal la necesidad de innovar, aunque suponga errar en el camino. Pidiendo perdón mejor que permiso.

“Management that is destructively critical when mistakes are made kills initiative. And it’s essential that we have many people with initiative if we are to continue to grow.”

Cita

Hola!!

Primera entrada de este blog, para dar la bienvenida a quien se quiera pasar por aquí. Si no viene nadie no pasa nada, el objetivo no es ese…es simplemente agrupar algunas ideas e informaciones que me parecen interesantes.
Si a alguien más le entretiene leer lo que escribo, es bienvenido, y sobre todo sus comentarios serán bien recibidos.

Pasa, pasa, estás en tu casa…
Saludos