“Un pájaro posado en un árbol, nunca tiene miedo de que la rama se rompa, porque su confianza no está en la rama, sino en sus propias alas” Anónimo

No dejes de probar las fuerzas de tus alas. No esperes que la rama esté siempre ahí para sujetarte. Confía en tí. No dependas de un entorno que puede cambiar en cualquier momento. Da que pensar…¿Hasta que edad tendrán fuerza tus alas? ¿Cuando es demasiado tarde para emprender?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s