Ideas simples para problemas graves.

Capture

Cacharreando en internet en una tarde de invierno, te encuentras vídeos asombrosos (y no me refiero a los típicos de golpetazos o de gatitos que enternecen, que también). No deja de sorprender la capacidad humana para encontrar soluciones a problemas graves, de forma simple y económica.

La innovación frugal, que cuenta con pocos recursos, y que elimina todo lo superfluo es un área donde la creatividad y la vuelta a las raíces es la esencia. Si buscas en Google, sistemas de detección de minas antipersona -un grave problema en zonas de conflicto-, encuentras diferentes soluciones basadas en el uso de drones, o en robots que actúan detectando y desactivando los explosivos. Todo muy sofisticado, inteligente, y…caro. Considerando que, las zonas en conflicto suelen quedar -por la locura humana- completamente devastadas la posibilidad de los gobiernos en zonas de guerra que están tratando de reconstruir un país tengan recursos suficientes para limpiar la zona es bastante baja.

Se estima que en el mundo hay cerca de 110 millones de minas antipersona abandonadas en zonas que están o estuvieron en conflicto. El coste económico de desactivarlas es elevadísimo (cerca de 1200$ de acuerdo con algunas estimaciones, por mina antipersona desactivada, frente a los 40$ en componentes de este diseño). El coste personal de no desactivarlas no se puede medir…

Y aquí es donde, frente a la capacidad humana de destrucción, contraponemos la inteligencia, y la sencillez. A problemas graves, ideas simples, efectivas, y baratas…Aquí la importancia del diseño del producto, de tener claro los limitantes del proyecto a realizar (en presupuesto, en capacidad de reparación o reutilización tras un impacto), y de entender las dificultades del terreno son claves.

Mine Kafon es un buen ejemplo de esto. Desarrollado por un ingeniero afgano, Massoud Hassani, se basa en los juguetes que -junto con su hermano- preparaban de pequeños, y que se movían por la acción del viento. Mine Kafon

Fácil de montar, se mueve por la acción del viento en la zona de riesgo, y cada día puede destruir 3-4 minas y seguir operativo. Un buen ejemplo de como una idea simple puede ayudar a realizar un gran avance en la resolución de problemas graves. Habrá quien piense que tiene cosas por afinar, dado que -por ejemplo- si no hay viento la bola queda atrapada en zona de minas, y no se puede recuperar…quizá, quizá haya campo de mejora. Pero quizá ayuda a lograr un objetivo mayor que la desactivación de una mina, la concienciación de que es un enorme riesgo tener enterrados 110 millones de trampas que perdurarán durante años. Y que debemos dejar de usarlas, y enfocar recursos a limpiar los terrenos minados.

“Mine Kafon is not only an anti-landmine device; it opens a discussion of global awareness” – Massoud Hassani

Grandes y simples ideas, para problemas graves. Gente emprendedora, con grandes ideas capaces de cambiar el mundo, empezando por su entorno y usando herramientas sencillas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s